sábado, julio 07, 2007

EL NOVIO DE MAMÁ


EL NOVIO DE MAMÁ

Siempre estaba segura y convencida que mis padres seguirían juntos hasta que la muerte los separara, nunca me llegué a plantear que se pudiesen divorciar. Es más cuando mi e lo comunicaron, me quede completamente sorprendida.



¡Como no me había dado cuenta que su matrimonio no funcionaba!


La verdad, es que mi vida hizo un giro radical en ese momento, no solo porque los cimientos de mi educación en familia se tambaleaban, sino también físicamente.
Yo soy mayorcita , y el hecho de tener dos casa s me hacia sentir fuera de lugar .
No puedo comprender, a estas alturas como no fui consciente de tremenda catástrofe, y tampoco entiendo como no me di cuenta que los acontecimientos me vinieron de golpe sin esperarlos...


Al hecho de que mi familia se había truncado, me hizo decantarme hacia la que me aprecia más débil: Mi madre.

Mi padre después de una corta temporada se volvió a emparejar, situación que yo acepte a medias, pero al menos no tenía la responsabilidad de saber que estaba solo.


Lo de mi madre ya fue harina de otro costal. El proceso fu largo y complicado. A pesar de ser ella la que tomara la decisión, no tuvo años felices .Siempre andaba sola y a menudo lloraba llegando a exasperarme.


La animé a que volviese a salir a la vida y a que saliese con amigas por ahí.




¡Para que le di semejante consejo!



Se lo tomó al pie de la letra , y entonces ella era la última que llegaba a casa de madrugada , salía bailar , a comer , a cenar y no paraba en casa . En ese tiempo su aspecto mejoró, y hasta parecía más joven, y ¡claro! en ese entrar y salir se echó un novio.
Pero no un novio al uso de lo que yo tenia pensado en mi interior, sino uno guapo, joven y extranjero.

No comprendía entonces porque mi madre se metía en semejantes berenjenales. Por más que la aconsejé cordura, ella más animada se le veía.
Yo al novio, desde luego ¡ni agua!..¡Si era casi como yo! Y encima bien parecido y apuesto.
La situación volvió a dar un giro del que no me reponía. El novio empezó a visitarnos en nuestra casa y la situación se hizo insostenible.

¡Estás equivocada mama ¡ - le decía .


Y ella me respondía con una amplia sonrisa que ya no se desdibujaba de su rostro.

¡No importa lo que dure , sino con la intensidad que se viva!


¡Joder mama, eso lo tenía que haber dicho yo! –pensaba en mi interior.

Yo la veía feliz, hacia cosas que nunca había hecho, parecía una adolescente enamorada.


Y así sigue, viviendo su historia de amor, montada en una nube surcando el Mediterráneo...


¡Déjame vivir esta historia!-

me dice ella, y yo la miro y entiendo que tiene derecho a ser feliz.
Otra cosa es que yo trague...

Angels Vinuesa

No hay comentarios: