viernes, diciembre 07, 2007

EL CAGANER



EL CAGANER



Los recuerdos se disparan y se concretan en estos días de una forma contundente.



Coincidiendo con las vacaciones escolares, en mi casa, mi madre como un ritual armaba el pesebre. El árbol navideño no era costumbre entonces, esta fue una costumbre que adoptamos posteriormente, proviene de los países nórdicos. Y según este rito escandinavo se utilizaba para ahuyentar a los demonios decorando la casa con ramos de hojas perennes, pero la versión llegada hasta mis días del árbol navideño con regalos y bolitas, procede de Alemania, aunque la forma de adornarlos cambia de un lugar a otro del planeta; Si bien en China se utilizan los naranjos en lugar de los pinos, en Japón se cuelgan de sus ramas muñecas y adornos de papel, y en los países Nórdicos se adornan con ángeles y elfos.



Mi madre armaba el pesebre cada año, era una acción que realizaba ella exclusivamente, sin dejar meter baza a nadie, ni contar con la opinión de nadie de la familia.




Cogía una especie de tablón de madera que colocaba en una tarima, y encima de aquel supuesto suelo de Belén, colocaba las figuritas que año tras año no se transformaban y que guardaba liadas en periódico año trás año, en una caja de cartón en la parte superior de un armario.

No existían recambios, o si los había resultaban excesivamente caros, los pastorcillos, los reyes Magos y hasta el ángel eran siempre los mismos.



No faltaba la hilandera, y la casita con sus gallinas, pero si recuerdo alguno con autentico cariño, era un pato de color amarillo, regordete que cada Navidad nadaba por aquel río hecho de papel de aluminio.

Hace unos días me dediqué como cada año a elaborar mi pesebre particular, utilicé para ello el hueco de la chimenea que nunca se enciende, es un lugar privilegiado en el salón y que queda bastante recogido.

Coloqué las figuritas del Belén, el río, y hasta el castillo de Herodes, y una pastorcita demasiado grande con relación al tamaño de otras figuritas, pero que como es de plástico nunca se rompe, y cada año está invariablemente en mi pesebre aunque resulte gigantesca, es como dicen mis hijas: “la gran pastora de la cabeza grande”

Hay un personaje que siempre a estado en los belenes familiares y es el caganer o traducido seria el cagón.

Nunca un personaje tan escatológica tuvo tanta relevancia. La figura del caganer defecando es del todo imprescindible para completar la estancia navideña.

La historia de este personaje resulta un poco confusa, se refieren datos del siglo XIV, que representaba un señor, con barretina y con los pantalones bajados colocado en posición de defecar.

Otros los sitúan entre los siglos XVII y XVIII en un relieve de mármol de la Virgen en la Montaña de Montserrat, con una serie de caminos transitados, donde aparece escondido entre la maleza tan singular personaje.

Normalmente los caganers son personajes, calzados con barretina, pantalón oscuro y zapatillas o espardenyes, pero la picaresca popular ha hecho que este personaje sea reivindicativo y satírico, utilizándolo para ridiculizar a los más insignes personajes públicos, desde futbolistas, políticos, hasta miembros de la realeza.

El colmo es que como resulta hasta simpático, y nadie se querella contra él, es por ahora inmune a las denuncias y se pueden adquirir en cualquier tienda de artículos navideños.

La razón por la que este personaje está el pesebre, no es otra que la de llevar riquezas para el año siguiente, entendiendo que estas riquezas se refieren al abono natural que deja en la tierra, aunque si se especifica, que este personaje ha de ser colocado lejos de la cueva sagrada, y que ayuda a que la tierra será mas fecunda, y por ende, nos traerá alegría y suerte..

Pues que por mí no sea, y si de suerte se trata pongo el caganer o veinte uno detrás del otro, aunque mi pesebre sea el más escatológico de la ciudad.

Angels Vinuesa.







miércoles, diciembre 05, 2007

EL CAFÉ: LEYENDAS









Negro como el diablo,
caliente como el infierno

puro como un ángel
suave como el amor
¿Qué es?



De esta forma tan poética definiremos al café.

Me confieso cafetera empedernida, la primera acción que realizo por la mañana es poner la cafetera, y tomarme el que será el primero de los tantos cafés que tomo al día. El café es compañía cuando estás en un bar, relajo después de una buena comida, o charla entre amigos. Sus connotaciones sociales son grandes y diversas. Pero sobre todo es un placer tomar un cafetito a media tarde.


Existen diversas leyendas sobre el origen del café, posiblemente ninguna llegue a ser completamente cierta, ni completamente falsa pero hay dos que me gustan especialmente, el trasfondo de la primera es el amor , y el de la segunda la observación ,quizás porque el discurso que me llega sea el social, y no otro aunque cambien los políticos.

Ésta sea la razón por la que trabajo en la sanidad publica y no en la privada., pero eso ya es harina de otro costal- como diría mi madre-

De lo que sí están convencidos los estudiosos, es que el origen del café está localizado en África, el que sea Oriental u occidental ahí ya hay varias discrepancias..

La leyenda preferida mía, es la que nos sitúa en un bullicioso mercado de Gondar, que es una Comarca del África Oriental.

El protagonista era un curandero llamado Ali , pero el rey de reyes en ese momento, un tal Negus Negesti, tiene una bella hija que se llamaba Jazmín.

Como era de suponer entre el curandero Ali y la princesa Jazmín surge el amor, pero este rollito duró hasta que el papi Rey se enteró. Así que lo deportaron a un bosque lejano para que no volviese a ver a la princesa.

El curandero, hoy seria médico, que era desgarbado, flaco y además pobre para más INRI, pensó que solo un regalo fantástico podría enternecer a su poderoso suegro.

En ese afán de encontrar algo, que no sabia exactamente, y para no quedarse dormido, empezó a tomar una infusión de un arbusto cercano, que casualmente cayó en el recipiente donde hervían sus alimentos.

Cuando estaba a punto de desfallecer, ya andaba todo el día con la dichosa infusión, pensó,

¡Que tonto! Sí lo tenia delante de los morros..
¡Era el café!

Se encaminó hasta donde estaba su amada, y él ofreció a su poderoso suegro tan preciado y raro presente, y el rey de reyes le concedió la mano de su hija.
.
¡Colorin Colorado este cuento se ha acabado!

Otra de las leyendas sobre el café nos habla de la observación de un inquieto pastor de cabras llamado Kaldi allá por 1140.

Vio que las cabras al masticar los frutos de aquel arbusto se llenaban de energía, así que un día decidió probarlas sintiendo también los efectos de la euforia.

Los llevó al convento de Kaffa , y le transmitió ese conocimiento al abad del convento.

El inteligente sacerdote empezó a hacer probaturas con el pobre pastor, pero de tanto desechar las infusiones, un día, por casualidad, emergió un aroma intenso diferente, y muy agradable. Habían descubierto el mayor liquido social:

El café

Muy posteriormente encontramos a los etíopes en sus ceremonias religiosas consumiéndolo como estimulante y disipador del sueño.

También los turcos tomaron la costumbre de beberlo, pero tostando primero la semilla que molida la remojaban para hacer una bebida que llamaron Kahve.


Referente a las características sociales del café, quizás, su origen sea el hecho de que sus frutos, las cerezas, tienen dos semillas similares, la leyenda africana explica la idea de dos hermanos nacidos del mismo tallo.

Algunas tribus al hacer un pacto de hermandad sellado con sangre, utilizan los dos granos de un mismo fruto de café, lo humedecían con su propia sangre, lo intercambian y masticaban solemnemente, quedando así consumada la unión que obliga siempre y en cualquier circunstancia.

Y hay otra leyenda del café, pero después de lo que le ha pasado a la maestra, con el osito ese ni se me ocurrirá a mí explicarlo en este foro.

Y mañana hablaré en serio de la historia del café ¡Prometido!


Angels Vinuesa .

martes, diciembre 04, 2007

PEPE PÉREZ :"EL INDIO METROPOLITANO"






PEPE PÉREZ: EL INDIO METROPOLITANO


Vuelvo a coger el tren camino de Barcelona, después de pasar la marabunta, y escuchar las noticias tranquilizadoras que los servicios de cercanías se han normalizado.

Recuerdo en el momento de subirme al tren esa frase lapidaria de mejor “ dobla que rendida” o algo así que dijo la ministra, y en un acto de valor me decido domingo por la mañana intentar llegar a la gran urbe.

Tengo la sensación una vez que el tren se pone en marcha, con puntualidad alemana, que se va a detener en cualquier momento, pongo atención en cada ruido del traqueteo del tren, y en los extraños mecanismos que antaño ni me preocupaban.

El trayecto en un Cataluña Express tiene una duración aproximada de una hora y media, eso es teoría a la práctica ya veremos. Estos son los trenes que más me gustan porque son cómodos y te permiten tener una mesita donde puedes ir escribiendo tranquilamente.

El tren esta semivacío, y solo algunos pasajeros están distribuido en los asientos, sin tener que compartir necesariamente su compañía, cosa que se agradece en esta mañana de domingo soleado.

No han pasado más de dos paradas, donde la voz metálica de una señorita, creo yo, puede ser también un ordenador, te va describiendo en que lugar estás, y cuando ya el sueño me esta venciendo, la tontera de la mañana después de la carrera madrugadora por coger el tren, cuando se sienta en mi compartimiento un singular personaje.

Lleva un poncho negro y un sombrero, le acompaña su guitarra parcheada de figuritas recortables, donde reza “canto a los niños del mundo”
Parece un indio andino, pienso en mi interior, de edad indefinida, con larga melena cogida en una coleta.

Buenos días – me saluda
Yo correspondo con un, buenos días, casi sin ganas escondida detrás de mis gafas de sol.

El tren se vuelve a poner en marcha, y no han pasado más de cinco minutos que el personaje se dirige de nuevo a mí.

¿Va a Barcelona? – me pregunta amablemente.
Si, claro – le respondo, dada la obviedad.

- Es que yo bajo en Villanova, y como estuve toda la noche cantando, quizás me quede dormido – me explica con minuciosidad, calculando las palabras.
-No se preocupe, yo le llamo cuando lleguemos a la parada – le respondo.

Pero él sigue explicándome..
Vengo de una fiesta de los 15 en Valls de unos familiares, y me pasé toda la note cantando.

-¡Ah! Es usted cantante – le pregunto, también era obvia la cuestión..


-Soy cantautor del alma, llevo cantando desde mi niñez, hijo de músicos, desde las aulas del Colegio de Artes plásticas de la Universidad central de Ecuador, allí se gestó mi canto rebelde. Es para concienciar a la juventud.

Le explico que aquí en España los cantautores, eran famosos en los 60, pero que ahora la gente se ha desnaturalizado, y el momento político, es más la acomodación que el canto protesta.

¿Y canta en algun local? – le pregunto a renglón seguido.

-Canto en la calle, en las esquinas, en el Gótic de Barcelona que me enamoró...

Va hilvanando su historia como el que borda un tapiz, saca su ritual de canciones, y un álbum lleno de recortes de periódico, de su paso por Milán, Ámsterdam, Brujas... que recogen mas de veinte años de emociones recogidas en plazas, teatros y bares.

Su imagen de indio andino y su mensaje insurrecto están patentes en cada palabra.

De repente se pone a cantar, su voz melodiosa, y sus letras comprometidas me dan fe de los que ha sido su vida hasta entonces. Entona canciones con el sabor del oro lado del charco y hay una que especialmente me llama la atención:

Se llama Papel.es , y me dice que la ha compuesto él mismo.

Le pregunto si ha grabado algun CD y me saca de la vieja bolsa uno grabado en Barcelona por el ingeniero de sonido Bruno Oliveira. En la carátula la imagen indiscutible del indio con sombrero y larga melena, tocando la guitarra, su nombre Pepe Pérez y en un lado el nombre del personaje que ha creado desde que en 1985 se decidiera separase de su mujer italiana y lanzarse a la Plaza de España en Roma para ganarse la vida como guitarrista con unas cuantas canciones aprendidas en su Quito Natal; El indio Metropolitano.

En la parte posterior 14 canciones que van desde Cesar Guerrero Tamayo, pasando por Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat.

Mientras que observo el CD, el indio metropolitano sigue armonizando canciones, que resuenan por todo el vagón de tren, de repente me espeta:

-También pinto –

Veo en el interior del CD una buena muestra de esta pintura de corriente neo precolombina, post indigenista y contemporánea a integrada en la realidad social, tal y como este indio me describe su pintura.

-Y ¿se puede vivir de esto?- le digo en una pausa de una canción.
-Es duro, vivir en la calle, pero no es menos que todos los emigrantes que día a día luchan por salir adelante a pesar de las adversas condiciones de vida en las que se desarrollan sus labores fuera de su tierra.

¡Realmente es un poeta urbanita!

Seguimos en una conversación amable, amenizada por las canciones, y el tren anuncia su llegada a la estación de su destino.

Se despide de mí, con una amplia sonrisa, y le digo que escribiré sobre él deseándole suerte, minutos más tarde le veo desaparecer por el andén con su poncho, su sombrero y su guitarra al hombro.

No piensen que lo encontraran en los grandes hit de la música, ni siquiera en él TOP Manta, pero si en alguna esquina le ve tocar, escuchen con atención, y déjenle un presente.

Es de los pocos trovadores que quedan en este siglo XXI


Angels Vinuesa

lunes, diciembre 03, 2007

XENOFOBIA--¿SR CHÁVEZ?




XENOFOBIA: ¿SR Chávez?

¡Yo lo flipo!.. Que dirían mis hijas..

A raíz del incidente en la Cumbre Ibero Americana, los acontecimientos se han desbaratado como un río en aguas bravas.

Los discursos incendiarios que este Señor ha empezado a emitir en todo el continente tienen una clara posición >: El resentimiento.
Me pregunto porque ese odio a mi país y a sus habitantes. La verdad es que no encuentra ninguna respuesta que sea coherente.
Posiblemente no soy receptora de toda la verdad, ni sé por supuesto, todos los motivos que este buen (le supongo) Señor le ha llevad a levantar el gallinero de esta forma.

Ayer se llevo al pueblo a una votación sobre la reforma de la Constitución. Confío, porque soy buena gente que sea para un bien esta consulta, pero el hecho que el Sr. Chávez pueda ser reelegido indefinidamente me trae a mis recuerdos alguien que estuvo 40 años en el poder, aunque sea de otro color.

Cualquier mandatario, que subido en su egolatría, quiera chulear a otros paises me parece incomprehensible obre todo si es bajo la amenaza y el chantaje.
¡Esto no es democrático!
Mi país tiene en el suyo empresas como Repsol, Telefónica, Mafre, Bancos etc.. Lo que supone un total de 1700 millones de euros. Estas empresas crean trabajo a muchos venezolanos.
Su fin es nacionalizarlos, y no creo que eso dependa de una disculpa sino de una decisión predeterminada, parece desde fuera que solo sea un deseo de convertir a su país en su cortijo particular.
Este golpista erigido presidente por las urnas, cree que se puede saltar a la torear a los derechos fundamentales de las personas y no puede acabar con las relaciones políticas de un país por un nimio incidente de colegio.
Sus desafueros en multitud de foros internacionales, recrean la crispación que otro gobernante amigo suyo nunca hubiese dado a entender.. ¡Claro su amigo es mucho más inteligente ¡
Ha de meditar sobre los venezolanos que viven en nuestro país, y si los gobiernos utilizasen los mismos métodos que él, podría bien decirles... de vuelta a casa..
Pero eso seria una actitud imperialista, y los únicos perjudicados son los que viven aquí.
¡Que culpa tienen ellos!
En todo caso estoy por buscar la paz y la no violencia. La violencia pierde las razones del dialogo.

Pienso también en los españoles que emigraron a Venezuela, y que ahora estas acojonados con toda esta situación de crisis política y diplomática.

¿No es eso xenofobia?
Se tendría que poner el reloj del tiempo en hora y vivir el presente, que Colon ya esta frito hace muchos años..

Pero..
Ese cuento ya es historia

Angels Vinuesa