viernes, febrero 13, 2009

EL SEÑOR DE LOS GATOS













Era el Presidente de la comunidad. Se le veía un hombre serio, siempre con traje y corbata y acompañado por su mujer.
A menudo atento a las normales vicisitudes y obligaciones que trae consigo el hecho de ser Presidente de la escalera. Siempre que surgía un problema, tanto si era una bombilla, como un arreglo del ascensor alli estaba él.

Nunca mantuvimos ninguna conversación que no se derivara de los pequeños problemillas que tenias en casa o en el portal. Me pareció un hombre entregado a su trabajo, que suponía importante, y amante de su esposa.

Ella mucho mas conversadora , me preguntaba sobre como me sentía en esa escalera , o si necesitaba alguna gestión , invitándome siempre a su casa, a la que yo nunca accedí , quizás por ese sexto sentido que simproe me ha acompañado durante toda mi vida.

Pasaron los años, y el presidente seguía en su misma línea, se le solía ver hablando acaloradamente en las reuniones de vecinos, siempre defendiendo, con argumentos cualquier mejora, que creía era importante.
De hecho aunque pasaran los años siempre salía reelegido, porque todos en el vecindario sabían de su competencia y de eficiencia probadas.

Pero todo cambió, de una forma brusca, y la imagen que yo tenia de esa persona cayó estrepitosamente, derrumbandose el mito.

Parece mentira como muchas veces hacemos clichés de las personas , sin imaginarnos que a veces son tan solo un espejismo , un holograma de la realidad , y que las personas muy frecuentemente tienen otras vidas que no conocemos .

Es tanta la necesidad de convertir a las personas, en prendas de una tienda, que nos dedicamos a colocar etiquetas morales, creyendo que esa es la verdad y que no existe cualquier otra.

Un día llegando a mi trabajo, en el que hay un gran parque rodeado de árboles , un lago , y muchos caminos de piedras y bancos , esta también habitado por multitud de gatos que hacen de ese parque su casa permanente .

Son gatos callejeros, que viven al resguardo de los intrincados rincones del bosque. Los gatos están bien alimentados, ya que sino buscarían otro lugar de la ciudad para vivir.
Los hay negros, manchados en dos colores, de color amarillo y de todas las gamas d conocidas .

Un pequeño estanque en el medio del parque, esta adornado por el estilo inconfundible del gran arquitecto de la Sagrada Familia de Barcelona : Gaudí. No por menos ésta fue su ciudad de nacimiento.
……………………………………

La sombra de un hombre desaliñado, rondaba todos los dias el parque. Siempre con bolsas de comida para los gatos .Su mirada huidiza, y su extraña relación con toda la comunidad gatuna del parque era muy intrigante..

Acudían como moscas a la miel , y se le veía completamente cercado por un circulo gatuno , que lo rodeaba y subía por su brazos , y hasta se colocaban en su cabeza .

El hombre sonreía , con una mueca fatídica , y esparcía con las grasienta manos la comida que llevaba en las bolsas del súper , ahora impovisada fiambrera de comida .

Ese hombre sucio, harapiento era ni más ni menos que mi vecino El Presidente.

¡Dios ¡ cuantas personas en una misma persona , no podía creerlo y sin embargo allí estaba él , solo , con todos los gatos circundándole. .

No me permití saludarle, quizás tampoco me habría reconocido en esa doble identidad.
Me lo quedé mirando de soslayo y pensé en cuanto nos equivocamos al etiquetar a las personas, nunca llegamos a conocerlas de todo.

Lo observé mientras me alejaba , en un momento determindado , alzó la vista quedando clavada en mi retina .Su mensaje era claro:

¡No me molestes!


Angels Vinuesa

No hay comentarios: