viernes, mayo 29, 2009

BARÇA, BARÇA… ¡BARÇA!






Los domingos por la tarde de mi niñez me acompañaron, la charranca, y los juegos en la calle con mi amiga Mari Carmen teñido con el sonido de fondo del Carrusel deportivo que mi padre, Daniel, escuchaba en su radio Sony. Quizás fuera por ello, que mi animadversión hacia le futbol, creció y se disparó durante años.

A pesar de haber sido deportista de elite , era tal la manía que le había cogido al deporte rey , que cuando hoy en día veo las noticias, y llega el punto de los deportes , salgo disparada a hacerme el café que no perdono después de cada comida . Un buen café Cubita (de Cuba) bien cargadito, es el broche final a una buena, mala o regular comida del mediodía.

Sin embargo he de confesar que el partido del Barça me lo tragué de cabo a rabo , busqué conscientemente la cadena donde lo emitían, y disfrute de cada jugada desde le principio hasta el final .
Es más bien un arrebato del corazón el que me hizo estar pegada a la pantalla, y saltando de alegría como una energúmena cada vez que marcaba un gol.
El Barça hace un juego bonito, jugando al primer toque, el espíritu de equipo se respira en cada pase. Guardiola , ha sabido impregnar ese fútbol limpio a sus jugadores , donde no destacan , mas de lo que tiene que destacar las grandes figuras , y son en un conjunto un equipo compacto sin escisiones .

Siete jugadores de la cantera , se llevaron junto a algunas estrellas fugaces el triplete el otro día , y fue una algarabía tal, que en mi bloque sonaron los cohetes , los berridos y casi toda la noche los claxons y los vítores al campeón .

La fiesta de después, en la Plaza Cataluña, y en Canaletas era lo que se esperaba, así como también la actuación de algunos que aprovechan la celebración para reivindicaciones gamberristas destrozando todo el material viario que han encontrado a su alcance.

La llegada a Barcelona, donde todo quisqui se echo a la calle, es uno de esos días para recordar, y Barcelona se tiñó de Blau grana, los colores del Barça.
En mi cuidad, hasta el General Prim apareció adornado con una bufanda del Barça, y mis convecinos también llenaron las calles de la ciudad.
En ese caso y sin que valga de precedente le dedico un poco de espacio a mi equipo, y seguidamente me pongo en faena para comentar varias noticias de la actualidad que tienen mucha miga...

¡Felicidades Barça!

Angels Vinuesa

No hay comentarios: