martes, mayo 19, 2009

UN REENCUENTRO EN LA RED











Hace ya unos años(2004/05) cuando estaba escribiendo mi novela Hologram@.com, basado en las relaciones virtuales , y debido a mis escasos conocimientos sobre informática , se me ocurrió que la mejor manera era localizar a un “experto” que me guiase en esa aventura .

Chateé por diversas salas hasta que por fin fui a dar con él. Era el mejor, y el que más sabía. Debido a su jerarquía piramidal, tuve que ascender por esa difícil escalera, con la única buena intención de escribir un libro.

Mis hijas me decían siempre:

¡Mama te van a joder el ordenador!
¡Cualquier día te pegan un pantallazo o te meten un gusano y adiós ordenador!


Nada de eso ocurrió , y si bien nuestras relaciones amistosas/profesionales al principio fueron difíciles , siempre se iba , nunca a podía hablar con él , cuando estábamos hablando se iba y me dejaba colgada , no aparecía cuando le tenia que comentar una pregunta técnica sobre el libro, me apagaba el ordenador ...

En fin fue un carrusel de idas y venidas.

El chico era "un crack", y entonces era muy joven. Sabia todo lo que se tiene que saber sobre la red y como camuflarse. Podía entrar en cualquier lugar, mi ordenador incluido, aunque yo no era demasiado importante. Solo buscaba información que hiciera mi libro más creíble, y así lo entendió.

Yo nunca sabia donde estaba, sin embargo cuando yo me conectaba a la red, él siempre me localizaba, estuviese donde estuviese.

Así fue siempre desde le principio hasta el final del libro .Fue de mucha ayuda para mí sus indicaciones, y hasta su realismo, que no se convirtiese mi novela en una caricatura de lo que era Internet...

Al final fuimos amigos, y hasta llegamos a hablar por teléfono y hasta me envió una foto , y yo correspondí haciéndole co- protagonista de mi libro, y al final el que descubre el misterio.

Perdí la pista, bueno la pista cero que nunca la tuve esa es la verdad y hace pocos días me puse en contacto con el para solicitarle consejo.

Un e-mail, nada más es lo que me había quedado de nuestra amistad. No se ni en que lugar del mundo esta, ni que hace, ni en que anda…

Sin embargo 24 horas después de mi llamada, recibí una contestación suya.

¡Qué increíble es Internet!

Tan grande... tan pequeño

Y como sé, que visitará este blog, sino lo ha hecho ya hace tiempo le quiero dedicar estas líneas de agradecimiento.

Sin él, yo no hubiese escrito el libro, era demasiado complicado…

¿Qué no lo han leído?

¡Léanlo, creo que es mi mejor obra publicada!



Angels Vinuesa

No hay comentarios: