sábado, marzo 23, 2013



LA SEMANA SANTA











La Semana Santa cada uno lo pasa como quiere ¡Oyes!...

Y a mí se me ha ocurrido que tal como estamos en esta vida, siempre estresados, que no me vendría mal unas spa vacaciones.
Que no digo yo que lo de ponerse el capirote y levar al Santo, sea cosa que no estimule la redención de los pecados. O pasarlas volando de ciudad en ciudad con eso de los Vuelings Baratins, o llegar a la playa después de tirarse tres horas de caravana, para que encima llueva, sea malo.
Pero, porqué no hacer Pedilunio, masajes a tutti plen , chorros a mala leche en la espalda como si fuera una flagelación, ya que estamos en la semana de los rezos, o bien hacer choco -terapia.
El chocolate, dicen que es el manjar de los dioses y como tal se ha impuesto la moda , es determinante ponerse el cuerpo de cacao hasta la garganta y después un masajito.
¿Porqué no?

Así con esas premisas, me dirigí a un centro de recuperación del estrés, una UVI. de los masajes , y allí me tiré más de cuatro horas , ahora hidromasaje , ahora zumo terapia y después Cromoterapia , que es lo de los colores , te ponen música relajante o machacona según el color que elijas , y se supone eso te ha de llevar al estado Zhen .

¡Quien dijo que los colores no estimulaban! , el rojo, energía a tope, una cabina con música Chi-lout y más chorros de agua, después de una sauna turca (sin turcos)

El verde refrescante baño de eucaliptos para airear los pulmones que andan jodidos con el tabaco.
El amarillo para los pensamientos positivos, ya que estamos en estado Zhen, hay que aprovecharlo.
El lila calmante baño de violetas a ritmos de Chopin, y después de las Cromoterapia...

La ¡Chocoterapia!
Te embadurnan de cacao hasta los pelos, y después te envuelven como si fueras un Kit-Katt a temperatura elevadísima. Cuando estás a punto de cocción, te sacan, te dan una ducha y un buen masaje con más aceites de cacao.
En fin que cuando sales del Centro Termal, no tocas ni los pies en el suelo, porque has llegado al séptimo cielo.
Para que lego digan que eso no son vacaciones con fervor religioso.
¡Digo yo!











Angels Vinuesa

No hay comentarios: