Ir al contenido principal
TÁPAME QUE  TENGO FRÍO...

La  casa  estaba  en la penumbra , la mujer había  encendido unas  velas  que  reposaban  en una pequeña mesa .
la  chimenea   estaba  encendida , y junto a la luz  tenue  de la  velas  era la única  iluminación de la  casa .
La mujer  deambulaba por la  casa  como "un alma  en pena ", dejaba pasar  las horas , los días  y hasta la  vida , sin ganas de no  hacer nada  absolutamente . 
Veía  la  televisión que se mantenía  encendida ,  solo para "hacer  ruido".. como decía  ella.
Ya  era  entrada  la noche,  y el  frío  arreciaba  fuera , aquel invierno había  sido muy intenso, y solo deseaban  que pasara rápido. 
Se quedaba  hasta  altas  horas  de la noche  despierta,  y  solo cuando los ojos  se le llenaban de  sueño , se  acercaba  a la habitación .







Tenía presente  el  recuerdo de lo que ocurrió aquella noche fatídica, y  solo pensar  en sus palabras  le  recorría un  escalofrío por toda  la espina  dorsal . 
Aquellas  palabras  que habían herido a la mujer  hasta el  fondo de su  ser , que la habían  desgarrado  por  dentro . Aún se  preguntaba  hoy después de tanto tiempo , como aquel hombre había  sido capaz  de  aquella  violentación de su  ser . 
Por  eso  retrasaba  lo máximo , para irse  a la cama , y entonces  coger al  sueño desprevenido  e introducirse  en sueños  imposibles , y en pesadillas terribles , de las que quería  salir y  no podía . 
Aquella noche la mujer  estaba  especialmente  sensible , sus pensamientos, habían entrado en  un bucle  que  acabaría  por hacerla llorar , y ya  de  cansancio  seguramente  se  dormiría .
Era  tarde , y la mujer no se  atrevía  a volver  a la  habitación , pero  tenia que hacerlo , no le  quedaba mas  remedio ...




Se  dirigió  hacia la  estancia  , donde  las  sabanas  están  perfectamente  estiradas, y el olor  a suavizante  le  resultaba  agradable  al olfato, pero solo era una  trampa que  se había impuesto. 
Se puso el pijama  y  se introdujo sigilosamente  en la cama...
De  repente   una  voz  salió de  dentro  como un resorte del pasado , y sin ella  quererlo , dijo en  voz  alta : 
¡Tápame  que  tengo  frío!
Se quedó  escuchando  su  voz  en la  soledad del  dormitorio, y  dirigió  su vista hacia  el otro lado de la cama . 
Ya no había nadie ...
Solo ella ....
Y  volvió  repetir , ya  consciente  de  su  alucinación.
¡Tápame que  tengo  frío !
Fuera  el aire  soplaba  en la  ventana .
El  silencio ...
Nada ..
Nadie ..

Angels Vinuesa 

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS ALICATES DEL ESPACIO

LOS ALICATES DEL ESPACIO Esta noche volviendo de un lugar de copas, escuché la noticia que los astronautas de la estación Europea Internacional, se habían dejado en el espacio unos alicates, después de resolver no se que tema (en eso no puse atención)... Lo de los alicates flotando en el espacio, me llamó la atención, y enseguida mi imaginación que es mucha y variada se puso a darle vueltas a esa noticia. Resulta que nos hemos esforzado en reclutar la mas variada tecnología para crear una estación espacial estropea , que no dudo , porque si digo lo contrario es posible que científicos de todo el mundo se ponga en mi contra , que sea para beneficio de la humanidad . Los experimentos que se realicen allá arriba, fuera de nuestra estratosfera, estoy convencida que serán de utilidad para el universo. Sin embargo me pregunto ese afán del ser humano por descubrir galaxias , planetas , esteroides y descubrir los famosos agujeros negros , nos ha llevado a desc
LA ESPIRAL DEL SILENCIO Muchas veces  en la vida , quedamos mal con alguna persona , personas que han significado mucho en nuestra  vida y que de la noche a la mañana quedan  suspendidas de una vida . Y sabemos  que habiendo motivos , quedan en el  cajón de  sastre  conversaciones inconclusas , motivaciones , o simplemente una  explicación de los hechos  ocurridos .  Es , en ese momento cuando  queda instaurado el silencio , personas introvertidas que  se  tragan para  dentro sus sentimientos , sus emociones , y que son incapaces  de  sacarlo , y  sanearlo.  Esos pensamientos , sentimientos quedan enquistados en nuestro interior , y siempre pensamos mañana será un buen día para hablar , hoy no estoy preparado , las  circunstancias no son las mejores , y millones de  excusas que nos proponemos para  no dar  ese paso y enfrentarnos  a la verdad, porque nos hace  daño y no lo podemos  resistir.Nuestro ego no nos lo permite.  Es, en ese momentos  cuando  se  establece  "l