Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 12, 2008

--/---/.-./..././

.--./.-/.-./ --/../ .-/--/../--./---/ -/---/-./.. --/./.-./-.-./.-/-.././ --/..-/-.-./..../.-/.../ --./.-./.-/-.-./../.-/.../ .---./---/.-./ ..../.-/-..././.-././ ./-./..././-./.-/-../---/ --/---/.-./..././ -/./ ..-./..-/../.../-/./.../ -.././--/.-/.../../.-/-../---/ .--./.-./---/-./-/---/ -.-./.-/.../../ .../../-./ -.././.../.--././-./../.-./-/./ -./---/.../ -.././.---/.-/.../-/./.../ -.././--/.-/.../../.-/-../---/ .---/---/...-/./-./ .../.././--/.-././ ./.../.../-/.-/.-./.../ ./-./ -./..-/./.../-/.-./---/ .-././-.-./..-/./.-./--./---/ --./---/-./-.././ --.-/..-/.././.-./.-/ --.-/.-/./ ./.../-/./.../ ..././--./..-/.-./.-/--/./-./-/./ --.-/..-/./ ./.../-/.-/.-./.-/.../ ..../.-/-.../.-../.-/-./-../---/ .--./---/.-./ .-./.-/--../../---/ -/..- .-/--/../--./.- --/.-/.-./../.-/ ..-./---/-./-/.-/-././-../.-/ EA2GDC EA3GIM EA3CID

MI OPINIÓN SOBRE LA OBRA EL GUARNERI DE GESÚ.

MI OPINIÓN SOBRE LA OBRA; EL GUARNERI DE GESÚ DE; MARTA MULERO VINUESA El Guarneri de Gesú, representa el viaje iniciático de Noa, una adolescente, amante de la música, que a través de su abuela Marta viaja a través del tiempo para descubrir un secreto del famoso violonchelo El Guarneri de Gesú. Esta sexagenaria explica en voz en off ,cual fue su experiencia hasta encontrarse los mensajes en clave de sol, que su abuela violonchelista le envía a través de unas misteriosas cartas. El ritmo de la obra es trepidante y deja al lector con ganas de saber más en cada capitulo. Marta Mulero Vinuesa, su autora, describe con pulcritud una historia dibujada en un pentagrama, donde las notas atemporales marcan el compás de la vida de Noa. Es una obra que difícilmente podría escribir alguien no vinculado a la música, ya que todas las vicisitudes están teñidas y argumentadas en las notas que brotan del violonchelo. Es , en definitiva , el violonchelo el que cuen

EL GUARNERI DE GESÚ; CAPITULO VIII

CAPITULO VIII Llegué a la República Checa y mientras caminaba hacia la calle de Robert Nozick, dos individuos de aspecto sospechoso comenzaron a seguirme. Cargada con el violonchelo y una pequeña bolsa de mano, aceleré el paso, doblé diversas esquinas y ellos seguían detrás de mí. Giré en falso introduciéndome de lleno en una calle sin salida, intenté marcharme pero resultó imposible. Los dos hombres se abalanzaron sobre mí imposibilitándome un intento de huida. Gritaban en una lengua que era incapaz de comprender. Me robaron mi violonchelo y mis pertenencias y huyeron acobardados. Permanecí sentada en el suelo llorando desconsolada, para mí todo había perdido el sentido y mi esperanza se esfumó como una vela que ahogada, pierde su llama. Comencé a caminar sin rumbo hasta que la oscuridad invadió las calles trayendo consigo el miedo, la soledad y la tristeza. Pasé toda la noche en vela paseando y pensando en un modo de salir del país y regresar. Llegué a la conclusión de

el 3x2 y el 2x1

El 3x2 o el 2x1 En esta época donde todos vivimos afligidos por los acontecimientos, y esperando cada noticiario para que nos digan que las hipotecas han bajado aunque sea medio punto, y que la economía embarranque ya , salen a relucir todos aquellos ingenios de comerciales , vendedores y otros tantos que se ganan el pan con nuestras compras. Nunca vi en tantos escaparates la palabra liquidación con tanta intensidad, como si eso fuese definitivo para que tú decidieras comprar. En esas campañas a ultranza para que los pobres comerciantes, pequeños medianos y grandes, tengan su recompensa, hay una que me ha llamado la atención, porque su trampa se ve a tres leguas. Es el 3x2, vamos a ver, cuando tú vas a comprar, su resultado definitivo es gastar menos, aunque esa compra te dure menos tiempo. Si la compra del 2x1 te salía rentable, pues al fin y al cabo comprabas lo mismo y aunque fuese, seguramente más cara que una unidad te llevabas el carro

EL GUARNERI DE GESÚ; LA CARTA

Praga, 19 de diciembre de 1943 Querida Martina, A ti me encomiendo en señal de agradecimiento, pues has estado a mi lado en los momentos más duros. Ahora me hallo en Praga y aquí voy a descansar. Espero que mi dulce niñita se halle a buen resguardo y le auguro una vida de felicidad. A ti, un último favor te pediré. Junto a estas letras viaja una llave, es de un cuarto que se halla en un sótano de la calle Robert Nozick. Allí está mi único tesoro. Si alguna vez regresa alguien de mi familia, entrégale esta carta junto a la llave. Me despido dándote mil gracias por todo Marta Brunell Cuando hube leído la fascinante epístola, decidí partir de Polonia, pues allí ya no había nada más y el final de mi viaje se aproximaba. Me despedí de la elegante violinista y amé un coche privado que la misma Martina encargó especialmente para mí.