viernes, febrero 20, 2009

MI PRIMO ANDRESIN Y LAS MONTERIAS







Siempre en las familias existen algunas personas , que mas allá del parentesco , están en tu honda .A pesar y que todos son familia por igual , si de sangre se trata , hay ciertas complicidades que te hacen estar mas unido .

Exactamente eso es lo que me ocurre con mi primo Andresin, al que siempre he llamado con este diminutivo aunque ya tenga sus 40 tacos.

Si mi primo hubiese estudiado, seguro que hubiese sido veterinario y biólogo en este orden. Si alguien conoce el campo y los animales este es Andrés. Su opción de vida fue quedarse en el pueblo, y realizar las tareas del campo que comparte con su padre, y sobre todo cuidar a sus animales.

Entre todos sus animales hay una especie que sobresale, y ésta es la de los perros de caza. Tiene media docena de perros galgos, que son especialistas en la caza y que los suele llevar a las Monterías o Cacerías.
Son habituales en Extremadura, la expedición de señoritos venidos de la capital, Madrid o de Sevilla, a realizar las famosas monterías...

Es en esa situación donde mi primo tiene una función primordial. Por una parte llevar a sus perros de caza que son los que ayudan a los señoritos a cazar ,( más los perros que los cazadores) , y otra, la de colocar a los expedicionarios en los lugares de aguardo , es decir ponerlos en las mejores posiciones para que cuando venga venado , conejo o jabalí poder meterles el tiro certero y sin ser vistos .

Si alguien conoce los montes de Extremadura ese es mi primo, y si alguien sabe cazar ese es él y sus perros, de los que daría su vida por ellos, aunque también creo, eso es reciproco. A todos les llama por su nombre, y distingue cual de ellos servirá para cada tipo de caza, bien sea de conejos, de perdices de jabalíes o de venados.

Es en esos lugares donde se congregan la flor y nata de la burguesía andaluza y extremeña, mezclada con esa efímera categoría de políticos del momento.
Son lugares donde después de unas buenas migas, se habla o se aprovecha para tratar de los temas más diversos, bien sean privados o de ámbito público.

Para nadie es una sorpresa ese tipo de reuniones sociales, y, es en esos lugares precisamente donde se deciden más cuestiones de las que creemos.

A nadie , se le solicita ni el permiso de caza , ni ningún documento , pues se supone en estos tipos de reuniones que es por demás pedir algún tipo de papeleo, seria poco educado , aunque si se reparte la caza expuesta al final de la cacería a partes iguales .
No falta ni la comida , ni la bebida, ni los trajes de color verde , pantalón los caballeros , y falda con sombrerito verde con pluma las damas .

Son reuniones privadas, donde solo un círculo muy escogido puede entrar, y donde se suelen coincidir y no es por casualidad, las personas más influyentes en este momento.

No me extraña, conociendo este percal que el juez Garzón, y el Sr. Bermejo, se reunieran en una finca de Jaén en una cacería.
Tampoco me extraña que en esa reunión hablasen de temas banales, pero también importantes. No me extraña que en reuniones de este tipo se decidan o se destilen informaciones confidenciales, entre mata y mata y entre venado y venado.

Lo que resulta ciertamente sospechoso es romper la regla de silencio de ese tipo de acontecimientos, y filtrar que se ha realizado ese encuentro, cuando, el que lo organizaba era precisamente un miembro del PP.

Esto me hace pensar que el filtrar dicha información , tiene algo que ver con la trama de espionaje , las detenciones y el querer apartar al juez Garzón de la investigación para que no salga a la luz todo lo que duerme en el subsuelo, y que estoy segura es un iceberg que dinamitará el partido si no hay dimisiones mas rubias , y más importantes .

El juez que pague su licencia, pero todo lo demás que también se destape por el bien de todos.

Angels Vinuesa

No hay comentarios: