jueves, enero 14, 2010

VIVIR SIN PAPELES






Sabíamos que la emigración masiva y sin control traería dolores de cabeza, de hecho estaba cantado el problema de agravaría con el tiempo.
Éramos conscientes que las personas venidas de fuera, estaban en situaciones difíciles mas agravadas por al crisis.

Esto es un problema antiguo que arrastramos desde que las fronteras se abrieron de par en par, y la libre circulación de personas entre países se puso en marcha.

El problema de la emigración es algo añejo en nuestra sociedad , antes porque la inmigración era desde dentro hacia zonas mÁs industrializadas, y de nuestros coetáneos agrícolas hacia países como Alemania , donde no nos olvidemos vivían situaciones muy parecidas a las que nos encontramos hoy en día con los emigrantes .

La legalización de estos emigrantes no siempre ha sido fácil , unos porque se acogían a contratos ya preestablecidos , otros porque iban malviviendo hasta conseguir la unificación familiar , o la legalización por la antigüedad en nuestro país . Mientras tanto, unos y otros trabajaban en condiciones por debajo de los que si estaban legalizados.

Llevados en furgones lejos de las grandes ciudades, en el campo haciendo la recogida de diversos productos, o en con algún que otro empresario que aprovechaba esta circunstancia para pagar por debajo del salario establecido.

Pero en todas y cada una de la situaciones en que se han encontrado estos emigrantes , nunca tuvieron falta de dos cosas primordiales , la sanidad y la educación.

Dos bienes necesarios para que la sociedad siga rodando, e imprescindibles para vivir con dignidad.

El Ayuntamiento de Vic , en mi humilde parecer ha metido un patinazo , con no querer empadronar a los emigrantes ilegales , por lo cual no se les puede conceder la tarjeta sanitaria y la inclusión en la educación de los niños .

La ley , dice que se esta obligado a inscribir a los extranjeros en los municipios , porque sino fuera asi, contaríamos con una población , flotante e invisible que no existiría , pero que sin embargo sigue viviendo .

Esta norma municipal, al parecer legal, es altamente intoxicante, añadiendo leña el fuego sobre las opiniones que ya se tienen de nosotros en el resto de España.

El alcalde dicha localidad insiste que le protege la ley, sin embargo no aclara que se hará con estos emigrantes ilegales que ya residen en su ciudad.
El problema de la emigración nunca puede ser unilateral, de un solo Ayuntamiento, sino que debe ser un problema que debe atajar el Estado con una política de emigración justa para todos.

Deberían haber planificado desde hace ya tiempo , el como y el cuando , y no ahora intentar meter parches , que solo sirven para herir sensibilidades , pero sobre todo para dejarnos con el culo al pairo en el mejor sentido .

Angels Vinuesa

No hay comentarios: