viernes, junio 26, 2009

EL NEGRO QUE QUERÍA SER BLANCO









He visto en demasiadas ocasiones como grandes estrellas han sido destruidas y arrastradas por la fama, llegando a ser solo un mito. Esto ocurre en grandes figuras donde el mundo exterior, la presión social, o si acaso el propio estrellato las lleva a desintegrarse como personas.

El cuerpo humano es frágil, y en muchas ocasiones se ve arrastrado por enfermedades, por conflictos internos, por abuso de fármacos, que dan por finalizado el ciclo cuando ese cuerpo muere.

Es la esencia lo que permanece en el tiempo, y es lo perdurable. Ha pasado con escritores, con pintores famosos, con poetas y con la música.
La música siempre sigue viva, mientras los accidentes de una vida turbulenta se recogen en el olvido y al final fenecen.

Ahora Mikel Jackson desde hoy mismo ha pasado a ser un mito, un niño prodigio que no supo digerir su éxito, y que no caminó al lado de los triunfos que le daría su música sin darse cuenta que marcaría un antes y un después en la música pop.


Ha muerto el Rey del Pop, Mikel Jackson no pudo al final con su vida, y falleció ayer en Los Ángeles.

Este negro que siempre quiso ser blanco nos ha dejado su legado, su música y su estilo inconfundible. Ha fallecido cuando intentaba dar una gira de 50 conciertos en Londres y que posiblemente le restablecería la perdida económica que estaba sufriendo.

Siempre tuvo una vida delicada de salud , abonado por multitud de fármacos , y la estela de excentricidades que le ha acompañado hasta el final de sus días .

Casado en dos ocasiones, tuvo tres hijos, y en 2003 se arruinó con una causa de abuso de menores.

Se sometió en múltiples ocasiones a intervenciones de cirugía que había hecho de este monstruo de la música un ser extraño, distanciado totalmente del mundo que le rodeaba.

De todas formas nos ha dejado lo mejor de si mismo su música, y hoy millones de fans lloran su muerte.

Este artista ha sido capaz de vender mas de 750 millones de copias, amen de las que no son legales que son incontables , y su video clip Thriller ha quedado para siempre en nuestro recuerdo como icono de una época.

De él se ha dicho que fue excéntrico maniático y que bailaba como si estuviera dentro de la música.

Debutó a la edad de 4 años, y era ya mundialmente famoso a los 12 como solista de los Jackson Five. Pero después de llegar a al cima del éxito, este se lo comió literalmente, y fue durante una época conocido por sus extravagancias.

Ni el dinero , ni el éxito hizo a este negro que siempre quiso ser blanco , aunque ahora se diga que fue por el vitíligo , fuese feliz .

Ahora despojado de lo terrenal, es cuando su música seguirá sonando inmortalmente y quedará junto a otros mitos como Elvis Presley o Frank Sinatra para siempre.

Angels Vinuesa

No hay comentarios: