domingo, abril 28, 2013


DERRUMBE EN BANGLADESH.LAS FÁBRICAS  TEXTILES.
 
 
 
 
Mi padre  llegó a Catalunya  mucho antes que nuestra familia, trabajó en una  industria textil en Sabadell, las condiciones de trabajo  hace ya más de 80 años, eran francamente inhumanas. El calor de los hornos, pocas veces dejaban descanso a alguien que  había llegado desde los campos de Extremadura.

Estos días nos ha  azotado la noticia del derrumbe de una industria en Bangladesh, y  de  como un goteo  de noticias ,se abrían paso las muertes , los desaparecidos  que  quedaron enterrados , y se han puesto de manifiesto en este momento,  las malas condiciones en la que se trabajaba, la explotación de los trabajadores , y la  baja estructura de un país que  ahora no  sabe o no tiene medios para  rescatar a su muertos lo que  es peor a los supervivientes .

El otro  día veía  horrorizada como un hombre  se desgañitaba  diciendo que su mujer  le había  llamado por el móvil y que seguía enterrada ante la inexpresión de  todos los que   estaban alrededor.

Hoy   detuvieron al dueño del edificio, que aparecía  como descontrolado y perdido, pero al parecer  entre los fugitivos  hay un español.

La empresa Phantom-Tac, es una de la fabricas textiles  que  se  alojaba en  el edificio  a las  afueran de Dacca. Este  derrumbe ha  dejado un rastro de  más de 400 muertos  y miles de heridos.

Las imágenes que nos han llegado   se nos hacen penosas, por la escasez de medios y tecnología, donde  decenas de brazos   se hacen  responsables de la tragedia.

Sean  o no ciertas la informaciones ,  seguro que la  causa  de este derrumbe  posiblemente  se hubiese evitado  si  hubieran hecho caso del aviso de las grietas que  amenazaban  el derroque,  y que  obligaron a los  trabajadores  a  acudir a su  puesto de trabajo a pesar del peligro que corrían .

Este accidente,  vuelve a poner de manifiesto las malas  condiciones de trabajo   y la nula seguridad de un país que luego exporta  al Corte Ingles o a Primak.

Que lejos nos queda Bangladesh, y sin embargo que cerca  el centro  comercial  al que he aludido  dos líneas  arriba .Nos parece que  eso ha pasado lejos , que no nos toca ,  que solo es  voluntad de las empresas  que dan noticias  explicarnos   que ha pasado , y solo nos queda  en el  subconsciente , con una exclamación ¡Pobres!, y se queda  ahí en la superficie , pronto pasamos a la siguiente noticia sin darle más importancia , sin embargo no podemos para siempre  cerrar  los ojos a nuestro entorno,  diciendo  que no nos toca .
 
 
Allí han muerto personas, bajo los escombros  de una  desvencijada  fábrica textil, y  seguro que muy pronto otros   empresarios   volverán a   colocar  a esos baratos trabajadores  en otro lugar, y “aquí paz y  allá gloria”

Mi padre siempre  se rebeló a entrar en los hornos,  a pesar que  el jefe le decía que tenía que  entrar. Su camino quizás era otro, quien sabe  por  dónde  irán los nuestros  y como nos tenemos que ver  en un futuro.

Todo es incierto, nada es seguro hoy en día.

Mis bendiciones por aquellos que bajo tierra  siguen reclamando poder respirar el aire, aunque contaminado de Bangladesh.

Angels Vinuesa

 

 

 

No hay comentarios: